7 de cada 10 restaurantes fracasan en su primer año. ¿Cómo evitarlo?

Cada vez es más común observar un sinfín de comentarios negativos sobre restaurantes en Internet. Pero, ¿cómo evitar que el nuestro sea criticado en redes sociales? 

Aunque cada detalle en la atención es importante, siempre los principios generales, como la comida y el servicio, son lo fundamental para no terminar en la larga lista de restaurantes que se desvanecen con el paso de los días. Según un estudio de Perry Group International, 7 de cada 10 restaurantes fracasan tras el primer año de lanzamiento, y uno de los grandes motivos es la mala reputación que construyen.

Si te pones a pensar en todos los lugares en donde la calidad de atención ha sido excelente, siempre recordarás el sitio exacto, incluso hasta la cara o el nombre de la persona que te atendió. Recuerda la frase “el cliente siempre tiene la razón”. Así mismo, ten siempre presente por qué te ha elegido a ti y por qué no a tu competencia.

Cuando un cliente se dirige a un restaurante busca que se cumpla el dicho: “comer es una necesidad, pero comer bien es el mejor placer”. Lo que quiere decir que, un restaurante no sólo es un lugar donde se puede satisfacer una necesidad básica, sino que se puede hacer de él un lugar especial, donde los clientes puedan vivir experiencias, deleitarse con los aromas y deleitarse con un buen sabor y servicio, tanto en el producto (platos y bebidas), como en los servicios adicionales (rapidez, atención, limpieza, comodidad, entre otros).

Si no se ofrecen productos de calidad, los comensales se pueden sentir molestos y estafados por un plato o un servicio que no cumpla con lo esperado. Entonces, lo que se busca con brindar siempre la mejor atención posible, es poder minimizar las quejas y dar soluciones para que los clientes se sientan satisfechos y vuelvan.

Para poder ser mejores que la competencia, ten en cuenta estos 4 tips básicos que debes implementar en tu restaurante:

  • La comida y el servicio son las dos áreas fundamentales en cualquier restaurante. Es por esto que lo ideal será contratar al personal adecuado, mantenerlo capacitado e innovar constantemente tu carta de comidas y bebidas.
  • Un buen trabajo en equipo, de principio a fin, resulta de suma importancia en la experiencia del cliente, ya que un mal proceso afectará directamente al otro, haciendo que el cliente esté inconforme y no quiera volver. 
  • Planifica y establece un protocolo de atención al cliente que incluya desde el saludo de bienvenida, la entrega de la carta, hasta la cobranza y despedida. Puedes aprovechar este último momento para pedir retroalimentación a tu cliente sobre la satisfacción del servicio a través de una simple pregunta. Verás que tendrás varias opciones que te permitirán mejorar la atención y ganar buena reputación.
  • Es importante conocer los problemas recurrentes al interior de tu restaurante. Un método de mucha ayuda puede ser la aplicación de encuestas, las cuales te dirán dónde se requiere más velocidad o más paciencia, además de que podrás identificar situaciones que podrían ocasionar crisis de comunicación en tu personal.

Es de gran importancia tener en cuenta estos detalles, de ignorarlos podrías perder más que un simple cliente. Recuerda que todas tus acciones, tanto internas como externas, aportan en la construcción de una imagen y reputación positiva.